Noticias

Hace días que hemos perdido el contacto con Aline cuando, tras cruzar el Estrecho, atravesaba Marruecos. Después de dormir al sur de Tánger, Aline reinició el día 17 de Setiembre su migración muy temprano, de modo que para las 11:00 estaba sobrevolando el río Lucus, cerca de la ciudad de Larache.

 

 

 

Continuó por la costa dejando atrás Kenitra y Rabat para después comenzar a internarse para dirigirse hacia el desierto. A las 20:00 paró en una zona de cultivos en donde pasó la noche. La última posición enviada por el satélite Argos indicaba que Aline se encontraba en una balsa de riego situada a unos 25 km de dónde había pernoctado. La falta de emisión podría deberse a

una avería del transmisor ya que si Aline hubiese muerto daría varias localizaciones en el mismo lugar, algo que no se ha producido en este caso. No podrá conocerse a menos que alguien lo encuentre y nos lo envíe, o bien hasta que Aline retorne en los próximos años.

 

 

Mientras tanto, Cousteau, que ha cumplido ya un año en Senegal, continúa acantonado en su zona habitual de Casamance, cerca de Ziguinchor.