Noticias

El año pasado fracasamos en el intento de encontrar a Cousteau en Senegal porque se movió de su zona habitual de invernada justo la semana en que llegamos allí. Cousteau es una de las jóvenes águila pescadora que liberamos en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai en el marco del plan de recuperación de la especie. Lleva consigo un transmisor satelital que nos permite conocer cada poco tiempo su posición exacta. En setiembre de 2016 Cousteau viajó desde Urdaibai hasta la región senegalesa de Casamance y permanece allí desde entonces. Este otoño Aitor Galarza ha hecho un nuevo intento por localizarla, conocer el hábitat en el que se desenvuelve y si fuera posible tomar fotos y videos, tan útiles para la diseminación de este proyecto del UrdaibaiBird Center. Esta es la crónica de parte de su viaje.

 

Miércoles 15 Noviembre
Partí de Dakar al mediodía por la flamante y poco transitada autopista que lleva hacia el sur. Mi intención era hacer noche cerca de las pequeñas lagunas y estuarios que salpican la costa en la zona cercana a Mbour y chequear la zona

en busca de águilas pescadoras.

 

 

La Reserva de Popenguine consta de una pequeña laguna rodeada por colinas con vegetación semiárida en la que destacan algunos baobabs que utilizan las águilas pescadoras para reposar. Destaca además por sus acantilados, uno de los pocos lugares de Senegal para observar Roquero solitario (Monticola solitarius).

 

 

Para acceder a la Reserva hablé con los guardas y saqué un pase que me autorizaba a caminar por toda ella. Al atardecer vi varias águilas pescadoras y garzas reales retornaban a la Reserva tras atrapar sus presas en la mar.

 

 

Jueves 16 Noviembre
Un poco más al sur se encuentra la Reserva de Somone, un buen lugar también para observar águilas pescadoras que he visitado en otras ocasiones, pero en esta ocasión decidíno detenerme y proseguir hasta Nianing. Allí hay un par de minúsculos estuarios en los que suelen concentrarse muchas aves acuáticas. Desde la carretera observé un gran grupo de aves acuáticas en un estuario de poco más de 20 ha, sobre todo cientos de gaviotas cabecigrises (Larus cirrocephalus) y charranes patinegros (Sterna sandvicensis) entre los que destacaban algunas pagazas piquirrojas (Sterna caspia), charranes reales (Sterna máxima) y una docena de águilas pescadoras que reposaban sobre el cieno o se daban un baño de agua dulce. Únicamente una de ellas estaba anillada. Con el telescopio alcancé a leer la anilla negra que portaba: ZU9.

 

 

Daniel Schmidt me informó posteriormente desde Alemania que era un joven anillado en Brandenburgo en 2016. Las posibilidades de fotografiar a las pescadoras parecían buenas, así que decidí pernoctar en un alojamiento situado junto a la playa (Akwaba guest house), justo en la boca del estuario.

 

 

Viernes 17 Noviembre
Me situé al amanecer en la playa a la espera de que las águilas pescadoras comenzaran a pescar y con la esperanza de que alguna lo hiciera cerca. Desde primera hora había un gran trasiego de gaviotas y charranes, así como de embarcaciones de pesca. Un nutrido grupo de garzas, sobre todo garcetas dimorfas (Egretta gularis) y grandes (Egretta alba) pescaban muy cerca de mí, en la desembocadura del estuario.

 

 

 

Pronto empezó también el trasiego de las águilas pescadoras, la mayoría lejos pero algunas exploraban las aguas cercanas a la playa. Una se aproximó y, ¡bingo!, se zambulló justo frente a mí y la consiguí fotografiar cuando remontaba el vuelo. Ya por la tarde me acerqué hasta el campamento Le Thiosanne (Mbodiene), situado junto a la desembocadura del estuario en el que invernó "Urdaibai", una de los primeros traslocados desde Escocia y liberados en Urdaibai. Allí, como en viajes anteriores, puede disfrutar de un paisaje espectacular y de la observación de grandes bandos de pelícanos (Pelecanus onocrotalus) y grupos de limícolas y cormoranes (Phalacrocorax africanus).

 

 

Una gran variedad de pequeñas aves pululaban entre los arbustos del jardín y un gran Varano (Varanus niloticus) había excavado su guarida en un rincón apartado.

 

 

Sábado 18 Noviembre
Mi plan era atravesar Gambia al día siguiente para alcanzar la zona de invernada de Cousteau cuanto antes, así que resolví acercarme lo más posible hasta la frontera conduciendo desde Mbodiene hasta Toubacouta, ya en el Parque Nacional Sine-Saloum. Las carreteras han mejorado muchísimo en Senegal en los dos últimos años con lo que el trayecto fue mucho más rápido y cómodo. Hice frecuentes paradas, generalmente para tomar fotografías. Se veían numerosas carracas (Coracias cyanogaster) y también abejarucos (Merops persicus) posados en árboles y en postes de electricidad.

 

 

En las marismas de Joal observé un par de águilas pescadoras anilladas, probablemente británicas, pero la distancia y la intensa reverberación me impidieron su correcta lectura.

 

 

Y ya en Sine-Saloum pude fotografiar a un grupo de monos Tota (Chlorocephus aethiops) entre los mangles y a un buitre palmero (Gypohierax angolensis) contra un cielo totalmente despejado.